A nuestra cliente, una señora de 68 años de edad, le pegó un auto poco después de salir de su mezquita durante una celebración musulmán.  Le pegaron en la rodilla, y requirió cirugía.  Después de pasar una semana en un hospital, la trasladaron a una clínica de reposo para rehabilitación.  Allí permaneció un mes.  Su cirujano opina que nuestro cliente necesitará que le reemplacen su rodilla en el futuro.  Ha regresado a casa, asistida por su hija y dos hijos.

El agraviador (chofer negligente) manejaba un carro de 10 años.  Normalmente, personas que manejan carros más viejos no llevan pólizas de seguro en cantidades altas.  Este caso fue una excepción, ya que el chofer llevaba una póliza de $250,000.  Después de unas negociaciones breves con la compañía de seguro State Farm, se pusieron de acuerdo a pagar la póliza entera.  No se entabló una demanda.  El caso fue resuelto cuatro meses después de que llegó el cliente a las oficinas de Lipkin & Higgins.

Resultado Exitoso:  $250,000

Nuestro cliente recibió $250,000 de State Farm sin iniciar una demanda, unos meses después de que se iniciara el caso.