Los abogados de ferrocarril de Chicago, Lipkin & Higgins representaron a S.C., un señalizador para Metra, la división ferroviaria de Chicago, después de que se torció la rodilla cuando saltó a un pozo de 4 pies de profundidad para realizar su trabajo. Eventualmente se sometió a una cirugía artroscópica para reparar un menisco roto, y volvió a trabajar aproximadamente un año después. Continuó trabajando durante dos años más y luego regresó con su médico quejándose de un aumento del dolor en la rodilla reparada quirúrgicamente. El médico de S.C. informó que su única opción sería tener un reemplazo total de rodilla en algún momento en el futuro. (NOTA: La ley permite que un demandante recupere los daños para el futuro tratamiento médico, siempre y cuando un médico diga que es "demostrable". Probable significa más probable que no sea cierto).

Lipkin & Higgins demandó a Metra en virtud de la Ley Federal de Responsabilidad del Empleador (FELA), que afirmaba que le proporcionaba a S.C un lugar razonablemente seguro para trabajar. A través del testimonio de expertos en ingeniería, nuestros abogados de FELA establecieron que no era razonablemente seguro que los trabajadores saltaran en pozos de 4 pies; más bien, Metra fácilmente podría haber proporcionado escalas de trabajo para que las usen los trabajadores, o agujeros con una pendiente para que los trabajadores puedan simplemente entrar y salir. Bajo la ley aplicable, un transportista ferroviario es responsable ante cualquier empleado cuya lesión resulte "total o parcialmente" de la negligencia del transportista.

Metra también afirmó que la futura cirugía de reemplazo total de rodilla de S.C. no estaba relacionada con su accidente en el trabajo. Metra contrato a un médico que afirmó que la rodilla dañada de S.C. se debió a su proceso natural de envejecimiento. El cirujano tratante de S. C. se opuso fuertemente a esta opinión y testificó durante su interrogatorio cómo su accidente resultó en un daño progresivo en su rodilla.

Aproximadamente una semana antes del juicio, Metra aumentó sustancialmente su oferta para evitar juicio, y el caso se liquido con $200,000.

Si usted o alguien que ama ha resultado herido durante un accidente ferroviario, comuníquese con los abogados especialistas en lesiones personales de Lipkin & Higgins. Nuestra experiencia y éxito con los reclamos de FELA y las leyes aplicables pueden discutirse durante una consulta gratuita.